Fefu
8Sep/085

No somos piratas. Compartir es bueno

Qué pasa con las discográficas y distribuidoras de contenidos audiovisuales y multimediales ?
Hace unos años, tenían un modelo de negocio que agregaba valor facilitando la distribución de contenidos a través de medios físicos. Eso era antes de la evolución de las comunicaciones. A partir del avance de las tecnologías de comunicación (Internet entre ellas), a los muchachos se les está acabando el negocio.
Esto es bueno ? No es bueno ni malo. Simplemente es así.

Ahora bien... si lo miramos desde el punto de vista de los accionistas mayoritarios y empleados de miembros de la IFPI (Federación Internacional de Productores de Fonogramas), comenzamos a entender porqué siguen tirando manotazos de ahogado.

Si lo miramos desde el punto de vista de todo el resto (persona no vinculada a intereses relacionados a la industria), son buenas noticias. Los recursos económicos aplicados a procesos ineficientes como:

  • impresión
  • packaging
  • almacenamiento
  • inventariado
  • transporte
  • comercialización

se trasladarán a mejorar las redes de comunicaciones. Eso se traduce en comunicaciones más fluidas y eficientes entre todos los usuarios de las redes.
Miremoslo de esta manera: cuánto cuesta mantener un camión que sólo lleva y trae cajas con CDs y DVDs ? Cuándo fue la última vez que te subiste a un camión de esos para que te lleve a dar un paseo por la ciudad; sólo por placer?

Mantener y desplazar un camión de esos cuesta una fortuna en comparación con lo que cuesta mantener un servidor y una red cableada o inalámbrica que comunica a sus usuarios brindándoles muchísimos más servicios.

Si pusiéramos el dinero que les damos a las discográficas en manos de artistas otra parte a mejorar las redes de comunicación, estaremos fomentando el crecimiento de las redes y de todos los servicios que sobre ellas pueden montarse.

Sigamos compartiendo. Nos hace mejores.

Filed under: gnu Leave a comment
Comments (5) Trackbacks (0)
  1. Fefu,
    la verdad que me parece que con este post la pifiás un poco. O sea, todo lindo y en favor de la distribución digital de contenidos, pero no necesariamente de la piratería.
    Por ejemplo, cuando te descargás un tema comprado en Amazon.com o aquilás una película en iTunes tampoco hay un packaging, transporte, impresión, etc. asociado: es tan efectivo con el manejo de recursos como las fuentes ilegales.

    Y si bien coincido en lo que expresás en el último párrafo de que
    “Si pusiéramos el dinero que les damos a las discográficas en manos de artistas otra parte a mejorar las redes de comunicación, estaremos fomentando el crecimiento de las redes y de todos los servicios que sobre ellas pueden montarse”, no veo la relación de eso con el P2P pirata. Usualmente cuando bajamos algo por esas vías, no hacemos una donación luego al artista y a quien se ocupe de la infraestructura de la red… no veo que la piratería sea más equitativa para el artista que los medios de distribución tradicional.

    Igual, con esto no pretendo hablar en contra del P2P (que, desde luego, yo también uso) o decir que las nuevas tecnologías perjudican a los artistas (más bien todo lo contrario, porque hoy por hoy no *necesitan* de una discocráfica para llegar al público y podrían p.ej. vender directamente en su website), pero a lo que voy es que tu argumento me parece muy poco convincente.

    Saludos,
    Pablo

  2. Estimado Pablo:
    La distribución digital de contenidos llegó para quedarse (nos guste o no), replanteando la manera en que acostumbrábamos ver estructuras y entidades preexistentes.

    En mi post no hago referencia a copias no autorizadas porque no tiene nada que ver lo que deseo expresar. Sólo quiero decir que con el advenimiento de tecnologías digitales, las discográficas pierden su razón de existir como medio de distribución de contenidos (porque ya hay otras tecnologías que lo hacen mucho mejor).

    No estamos hablando de efectividad, sino de eficiencia. La tecnología de hoy nos permite compartir información evitándonos el innecesario desperdicio de recursos escasos. Antes había que emplazar grandes industrias, imprimir un vinilo, CD o DVD, empaquetarlo, etiquetarlo, transportarlo y ponerlo a la venta para que a final de cuentas, alguien pudiera escuchar algún ruido. Hoy basta con copiar de MP3 player a MP3 player, con una PC o vía bluetooth. A quién se le ocurriría tener que ir a una tienda a comprar un CD cuando podés compartirlo con tu amigo de manera inmediata y sin incrementar tus emisiones de carbono ? Si después resulta que la música te gusta, podés asistir a recitales, comprar merchandising o hacer donaciones a la banda.

    Cuando decís que no ves “que la piratería sea más equitativa para el artista que los medios de distribución tradicional.” me permito disentir con tu punto de vista. Revisemos las participaciones en las ganancias que tienen los artistas luego de impuestos, cargas financieras y costos. Hagamos un simple modelo económico … Si para que el artista se lleve US$20 tiene que vender 100 CDs a US$20 cada uno, pensemos que con una sola donación de US$20 proveniente de alguno de sus satisfechos escuchas la banda recibiría los mismos ingresos que en el primer caso. Todo esto por una mínima donación de US$20 en vez de los US$2000 que los fans hubieran derrochado en la compra de CDs. CDs que tal vez ni siquiera podrán digitalizar para pasar a sus reproductores MP3 gracias a los sistemas anti-copia que las discográficas implementan. Si quedase alguna duda, podríamos preguntar cómo les va a Radiohead o a Manu Chao evitando a las discográficas.

    No estoy hablando de “piratería”, pero ya que traemos el tema a colación, en mi opinión, los piratas son los que queman barcos, saquean pueblos y ultrajan damiselas. Nunca he quemado barcos ni saqueado pueblos, por lo que no me considero uno de ellos.

    Propongo auto-arresto domiciliario voluntario a todo aquel que se considere un criminal por compartir información. En caso de no cumplir condena, sugiero quemar todo medio de almacenamiento y reproducción digital y rescatar la fonola del abuelo.

    Ahora bien, para todos aquellos que no estemos de acuerdo con la criminalización de un 60% de la población argentina que recurre a otras fuentes de información que no son las recomendadas por discográficas y otras multinacionales multimediales, propongo salir a disfrutar del sol dominguero, en cualquier plaza, con un buen libro en la mano.

    Saludos cordiales.
    Fefu.

  3. muy bueno si señor

  4. Totalmente de acuerdo.
    A mi manera de ver las cosas siempre he separado la actividad comercial de vender copias piratas por informales, la cual si recrimino, a la de simplemente compartir mediante los medios electrónicos….lo cual es comparable a que le preste un cd a un amigo quien decide guardar una copia por que le gusto.

    Actualmente en Venezuela las bandas de rock están optando por distribuir su música a través de internet gratuitamente, y les resulta buenísimo por que se dan a conocer muchísimo mas y a quienes nos gusta su música vamos y pagamos para ver sus presentaciones en vivo.

    • Felicitaciones a esas bandas como RadioHead y otros artistas independientes que no se venden a las distribuidoras y reciben una justa retribución social (y a veces también monetaria) por la justa distribución de sus obras.


Leave a comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

No trackbacks yet.