Fefu
27Nov/190

La única aplicación privativa segura es la que jamás instalamos

Di de baja la cuenta de "Guatzá" y desinstalé la aplicación. ¿Porqué? Como suele suceder, las causas son múltiples, pero se podría decir que me harté de que su responsable trate a sus "usados" como mercancía ganadera y que prefiero evitar herramientas cuyo nombre nadie pronuncia correctamente. Como si eso fuera poco, su fabricante (cara-libro) usa la información recolectada para cambiar el comportamiento de sus usados, condicionándoles a comprar cosas que no necesitan, a votar candidatos contrarios a sus intereses 1 2 y a percibir una realidad manufacturada, tergiversada, alienante y polarizante. Guatzá es una aplicación de código privativo (inauditable) cuyas vulnerabilidades 3 4 5 6 7 socavan la confianza, seguridad y privacidad de sus usados.

Usados por usar tecnología obsoleta

¿Porqué las compañías telefónicas ofrecen promociones especiales a los usados de Guatzá? Porque los usados de Guatzá son simultáneamente usados por las compañías telefónicas. Pasaron más de cuarenta y ocho (48) años desde que el correo electrónico funcionara independientemente de los números de la red telefónica. Con una anacronía que roza el absurdo, Guatzá y otras aplicaciones se empecinan en requerir a sus usados que tengan un contrato con alguna compañía de telefonía celular. ¿No será momento de comenzar a usar un sistema de mensajería instantánea que funcione con tan solo una conexión a Internet, un usuario (anónimo) y una contraseña? Ese tiempo existió y sigue existiendo con servicios como los de IRC, XMPP (entre otros) pero pareciera que en nuestra historia tecnológica de avances y retrocesos, nos cuesta entender que surjan tecnologías que nacen obsoletas. Sin embargo, la presión social (para estar en contacto con personas relevantes de nuestras vidas) nos lleva a instalarlas y permitirles ser usados por ellas, despojándonos de la potestad de nuestra propia voz, de nuestras ideas escritas, de nuestra libreta de direcciones, de nuestras imágenes y de cualquier otro dato almacenado en un teléfono-computadora que pareciera ser más inteligente que nosotros mismos. Seguimos sin entender que nuestros datos son más valiosos que el oro 8, más valiosos que el petróleo y que se pueden volver en nuestra contra cuando caen en manos ajenas (como cuando son almacenados en la nube, que es un eufemismo para hacer referencia a una computadora ajena).

La información que los usados publican en plataformas que no controlan, son aprovechadas en operaciones de ingeniería social 9.
La propaganda no sería tan peligrosa 10 si no fuera tan efectiva como la publicidad 11 12. Estas nuevas tecnologías imponen estructuras de poder asimétrico. Las plataformas de redes sociales toman el poder que los usuarios otorgan de buena fe, perjudicando 13 injustamente a la parte más débil (al usado y su sociedad) en favor de la parte más fuerte (del fabricante de la plataforma).

Quienes deseen contactarme, podrán seguir haciéndolo como siempre a través de los medios de contacto que figuran en la sección "Información de contacto" del sitio web. Los canales disponibles son correo electrónico y Riot. Riot es un sistema de mensajería instantánea escrito por la comunidad del software libre, el cual permite a los usuarios intercambiar mensajes y archivos de manera privada, sin interferencias. Para registrar un nuevo usuario en Riot basta con indicar un nombre de usuario y contraseña. El protocolo de comunicaciones sobre el cual Riot está implementado se llama matrix. Matrix es un estándar abierto que ofrece bases sólidas, compatibles y modulares para las comunicaciones, elegir entre diferentes programas para accederlo y hasta crear servidores federados (para que cada persona u organización implemente su propio servidor en caso de considerarlo oportuno). No es un sistema perfecto pero ofrece un mejor nivel de prestaciones sin obligarnos a sacrificar los derechos civiles y humanos que tanto esfuerzo costaron conseguir. Los derechos son como los músculos, si no los usamos, los perdemos. El derecho a la privacidad es fundamental para el ejercicio de los demás derechos civiles que necesitamos para funcionar como sociedad.

Ahora percibo mi existencia un poco mas relajada y refrescantemente, sin interrupciones, concentrado en lo que está pasando y prescindiendo de distracciones innecesarias, fotos de gatitos, noticias falsas y muchísimas otras desinformaciones que es preferible desconocer y que afortunadamente ahora comienzo a desconocer.